Categories
Sexualidad

FETICHISMO, UN MUNDO POR DESCUBRIR

fetichismo

Fetichismo

¿Ponerse cachondo por ver el motor de un coche? ¿Quizá por ver cuerpos vestidos de uniforme? ¿ Y por el olor corporal? ¿ O podría ser por el cuero?

Puede ser por todo esto y mucho más, así es el mundo del Fetichismo.

Para los que no lo sabéis, el fetichismo es la fijación por un objeto o parte del cuerpo, que activan en nosotros un gran deseo sexual; y el fetiche, es en concreto ese objeto o parte corporal.

Casi todas las personas desarrollamos en nuestra infancia o pubertad, algún tipo de fetiche, sin embargo, no todos llegan a descubrirlo. ¿De qué dependerá esto? De la libertad sexual y confianza que tengamos cada uno con nosotros mismos.

La idea del fetichismo es más normal y común de lo que pensamos. Esta conducta sexual, ha generado gran debate a lo largo de los años, lo que produjo que se relacione con dos teorías muy importantes: 

  • TEORÍA PSICOANALÍTICA:  según esta teoría, es la forma en cómo se manifiestan los problemas que tiene cada cuerpo con las normas sociales, sobre todo, cuando estas normas son muy estrictas.
  • TEORÍA CONDUCTISTA:  es el resultado de un condicionamiento durante la infancia.

 El origen de su fijación sexual hacia un objeto o parte del cuerpo se debería a una circunstancia casual ocurrida durante el proceso del aprendizaje y autoconocimiento sexual. Como coincide el objeto fetichista y la exploración sexual, la persona asocia el placer con ese objeto.

Bien, ahora que ya sabemos que es el fetichismo y las teorías más importantes que lo explican, vamos a lo que nos interesa…

¿CÓMO PUEDO SABER SI SOY FETICHISTA?

No hay una fórmula que te diga si eres fetichista, el autoconocimiento y la observación serán tus mayores aliados para descubrirlo. Sin embargo, hay algunas pautas que pueden ayudarte a esclarecer tus dudas.

  • Excitación sexual; si has experimentado cierta excitación al ver X objeto, o al verlo puesto en el cuerpo de la otra persona, puede ser un gran indicador. Por ejemplo, que te pueda excitar el uso de ropa de cuero, cuando otro cuerpo se lo pone.
  • Fantasías sexuales ligadas a ese fetiche. Por ejemplo, pensar en una moto. El pensamiento no se queda ahí, sino que lo asocia con tener relaciones sexuales encima de esta.
  • Si sientes carencia de ese objeto, o de esa parte del cuerpo en tus relaciones sexuales y te excitas en estas al pensar en ese fetiche; o que tengas la necesidad de incluirlo,  puede ser un buen indicador. 

Descubre nuestra sección de fetichismo.

VALE, Y SI LO SOY, ¿ES MALO?

Cuerpos, el fetichismo no deja de ser una parafilia. Como con las demás parafilias, no se considera ni un trastorno, ni un problema psicológico, siempre y cuando no afecte de forma extrema a tu vida o a la de otros.

Es decir, que ese fetiche sea necesario para obtener una respuesta sexual.

El fetichismo no debe avergonzar a nadie, pues casi todos tenemos algún tipo de fetiche.

A ver, tampoco digo que se pregone en el vagón del metro, pero tampoco es algo que se deba ocultar.

Simplemente se trata de entender que es algo que desarrollamos de manera natural.

SOY FETICHISTA Y MI PAREJA NO LO SABE ¿QUÉ NARICES HAGO?

Vale, que no cunda el pánico. Es normal que se pueda sentir cierta vergüenza al tratar de compartirlo con tu pareja. No sabes como abordar la situación, si puede cambiar su forma de verte o el pensamiento que tenga hacia a ti.

En primer lugar, no dejo de recordaros, que una relación se basa en la confianza, para llegar a su máximo desarrollo, ya sea sentimental, sexual o ambas.

Hay que tratar de abordar el tema con tu pareja de la manera más natural posible. Podemos explicarle que sentimos curiosidad hacia ciertos tipos de parafilia, como es en este caso el fetichismo. 

Muchas veces, el asombro por parte del otro, se debe a la desinformación. Por suerte, aquí tienes la ayuda para exactamente eso, explicarle todo lo que necesita saber.

Habla con tu pareja de la posibilidad de poder incluir de manera esporádica el fetiche en concreto. 

¿CURIOSO? ¡NO, CURIOSÍSIMO!

Voy a contaros algunos de los fetiches más curiosos (y más raros) que hay. Creo que no os dejará indiferentes…

  • Salirofilia: es la excitación sexual que se siente ante la suciedad y ciertos fluidos corporales salados…
  • Mecanofilia: son personas que se excitan con las máquinas, como los coches, las bicicletas o las motos (también cualquier tipo de dispositivo electrónico). 
  • Aerofilia: El incremento exagerado de deseo cuando se está en el aire (avión, globo, etc.)

Como podéis ver, siempre se trata de disfrutar. Así que fetichistas del mundo, seguir haciendo de vuestros fetiches algo único, personal y placentero.

En Colaboración con Sexocon.x

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Su carrito
    Su carrito esta vacío Vuelva a la tienda
    Abrir chat
    ¿Necesitas Ayuda?
    Hola Disfruton@,
    ¿Podemos ayudarte?